Enfermedades

Asocian obesidad con pérdida de audición en adolescentes

La obesidad en adultos y adolescentes está asociada con todo tipo de patologías. Un nuevo estudio añade otro posible peligro: pérdida auditiva.

Obesidad y pérdida auditiva en adolescentes
Diversos estudios han demostrado la asociación entre obesidad y pérdida auditiva; ahora un nuevo estudio demuestra que dicha asociación también existe en la población adulta. El estudio, en el que participaron 1.488 niños y adolescentes de entre 12 y 19 años, ha sido publicado esta semana en The Laryngoscope.

Tras tener en cuenta diversos factores (estatus socioeconómico, sexo, niveles de exposición a ruido) se llegó a la conclusión de que un índice de masa corporal por encima del 95% estaba asociado con audición de peor calidad. Las personas con un peso normal (índice de masa corporal de entre 5% y 85%) tenían por el contrario una calidad auditiva muy superior. La razón de esta asociación se desconoce, aunque se especula que podría deberse a que la inflamación provocada por la obesidad podría causar daños en los órganos auditivos, del mismo modo que ocurre con otros órganos. Otros posibles factores podrían ser la dificultad del flujo sanguíneo del organismo, lo que limitaría la llegada de flujo sanguíneo al oído.

Tabaquismo, obesidad y pérdida auditiva.
Un segundo estudio de la Universidad de Amberes (Bélgica) también asocia obesidad y tabaquismo a pérdida auditiva, estableciendo una asociación entre nivel de obesidad, período de tiempo durante el que se ha fumado y pérdida de capacidad auditiva. El motivo de ello podría ser que la obesidad y endurecimiento arterial provocado por el tabaquismo dificultaría el flujo sanguíneo hacia el oído. Los investigadores vieron que las personas fumadoras y/o obesas tienen dañada la capacidad de detectar sonidos de alta frecuencia.
Imprimir el artículo