Enfermedades

Acerca de la bulimia

La bulimia, o bulimia nerviosa, es un tipo de trastorno de la conducta alimentaria. La persona con bulimia come grandes cantidades de comida en un corto espacio de tiempo (lo que se denomina “atracón”) y luego intenta impedir el aumento de peso purgándose.

En este contexto la purga puede realizarse de las siguientes formas: provocándose el vómit o yomando laxantes intestinales.

La persona con bulimia también puede realizar las siguientes acciones con el objetivo de impedir el aumento del peso:
- Haciendo mucho ejercicio
- Comiendo muy poco o nada
- Tomando pastillas para orinar
 
Causas de la bulimia
La bulimia es algo más que un problema con la comida. La purga y otras conductas para impedir el aumento de peso son las formas que tienen las personas con bulimia para sentir que tienen el control de sus vidas y para reducir su estrés y su ansiedad. No existe una única causa conocida de bulimia, sino que parece que son varios los factores que juegan un papel en su desarrollo:

- Factores biológicos
. Existen estudios actualmente en marcha para identificar qué genes, hormonas y neurotransmisores cerebrales pueden tener un efecto sobre el desarrollo y la recuperación de la bulimia.

- Factores culturales
. En algunas culturas existe el ideal de la delgadez extrema. La mujer se define a sí misma por lo guapa que está.

- Sentimientos personales
. Algunas personas con bulimia pueden sentirse mal consigo mismas, sienten desesperanza y odian su aspecto.

- Acontecimientos o cambios vitales estresantes
. Cosas como cambar de colegio o de trabajo, ser el objeto de las bromas, o acontecimientos traumáticos como una violación, pueden conducir al desarrollo de una bulimia.

- Factores familiares
. La actitud de los padres sobre el aspecto y la dieta afecta a sus hijos. Asimismo, si la madre o la hermana ha padecido bulimia, la persona tiene una mayor probabilidad para desarrollarla.
 
Signos de la bulimia
Las personas con bulimia pueden estar delgadas, obesas o tener un peso normal. Esto hace más difícil saber si alguien padece este trastorno. Sin embargo, muchas personas con bulimia tienen los siguientes síntomas

- Emplea medidas extremas para perder peso:
Toma píldoras para adelgazar, o pastillas para orinar o laxantes
Va al baño a cada momento después de comer (para vomitar)
Hace mucho ejercicio, incluso con mal tiempo, aunque esté cansada, enferma o lesionada

- Muestra signos de vómitos:
Inflamación de las mejillas o el área de la mandíbula
Cortes y callos en las dorso de las manos y los nudillos
Dientes con cambios de color

- Actúa de forma diferente:
Está deprimida
No quiere ver a los amigos ni participa en las actividades a su alrededor

La bulimia afecta a todo el cuerpo

La bulimia puede ser muy perjudicial para el organismo y para la salud de la persona. Puede afectar a:

Sangre:
 - Anemia

Corazón:
 - Latidos cardiacos irregulares
 - Debilidad del músculo cardiaco
 - Insuficiencia cardiaca
 - Pulso débil y presión arterial baja

Líquidos corporales:
 - Deshidratación
 - Potasio bajo
 - Magnesio bajo
 - Sodio bajo

Intestinos:
 - Estreñimiento
 - Movimientos intestinales irregulares
 - Meteorismo
 - Diarrea
 - Calambres abdominales

Hormonas
 - Menstruación irregular o ausencia de menstruación (amenorrea)

Cerebro:
 - Depresión
 - Miedo a aumentar de peso
 - Ansiedad
 - Mareos
 - Sentimientos de culpabilidad
 - Autoestima baja

Mejillas:
 - Inflamación
 - Erupción cutánea

Boca:
 - Caries
 - Erosión de la dentina del diente
 - Gingivitis

 - Sensibilidad dental a los alimentos y bebidas frías y calientes

Garganta y esófago:
 - Úlceras
 - Irritación
 - Erosiones
 - Sangre en el vómito

Músculos:
 - Fatiga

Estómago
 - Úlceras
 - Perforación
 - Dolor
 - Retraso del vaciado gástrico

Piel:
 - Abrasión sobre los nudillos
 - Piel seca

Tratamiento de la bulimia


La persona con bulimia puede superar su trastorno puesto que se han desarrollado diferentes tipos de terapia para individualizar al máximo el tratamiento de cada caso. Entre las formas de terapia que pueden ser necesarias se encuentran la psicoterapia individual, en grupo o familiar. Asimismo, pueden emplearse distintos tipos de medicación como los antidepresivos y otros fármacos activos sobre el sistema nervioso central y los neurotransmisores cerebrales.

¿Puedo hacer algo si conozco a alguien que tiene bulimia?

Por supuesto que sí. La National Eating Disorders Association ha desarrollado las siguientes recomendaciones:

- Darse tiempo para hablar. Busque un momento para hablar en un lugar privado, tranquilo y sin distracciones con su amigo/a. sea franco y honesto.

- Explíquele a su amigo/a sus preocupaciones
. Háblele de los momentos concretos en que usted estuvo preocupado por su conducta alimentaria o acerca del ejercicio. Explíquele que estas cosas pueden ser parte de un problema que necesita de la ayuda profesional.

- Haga que su amigo/a hable de esas preocupaciones
. Intente que acuda a un especialista. Ofrézcase para concertar la cita en su nombre y acompáñele a la consulta del médico o psiquiatra.

- Evite el conflicto o la confrontación con su amigo/a
. si su amigo/a no admite el problema, repítale sus sentimientos y las razones de estos sentimientos. Ofrézcale su apoyo incondicional.

- No haga a su amigo/a responsable ni culpable
.No emplee afirmaciones acusadoras del tipo "Tú lo único que necesitas es comer", o "Tú estás actuando de forma irresponsable". En lugar de esto, emplee frases del tipo "Estoy preocupado/a porque no quieres comerte el desayuno ni la cena", o "Me preocupa oírte vomitar tan a menudo".

- Evite dar soluciones simples
. No diga “Si dejas de hacer esto, todo se arreglará”

- Exprésele su apoyo continuamente
. Recuérdele que usted le ayudará y que lo único que quiere es que sea feliz y esté sano/a.

Imprimir el artículo